Cadenas

Solo sé que me encuentro con muchos niños al igual que ellos también fueron traídos sin voluntad propia, nos obligaron, y aunque ninguno habla con los demás puedo sentir en sus llantos el dolor que hay dentro. No sé en qué lugar estoy, es oscuro a veces hace frío otras calor y como he escuchado en algunas leyendas cortas de terror puede ser hasta el mismo infierno, sin embargo ya no tengo idea porque llevo mucho tiempo encerrado aquí parece que mi mente divagará.

Tampoco pude ver el rostro de la persona que me trajo, solo recuerdo como paso todo, sucedió tan rápido que parecía un sueño aunque puede que haya olvidado si estaba dentro o fuera.

Era un día de clases, la profesora dictaba la tarea y como siempre yo me quedaba para hacerla en la biblioteca. Era normal que me encontrará en la tarde solo con la bibliotecaria pues todos los niños se dirigían a sus casas con sus padres, pero los míos se quedaban hasta las 4 de tarde en sus labores así que yo aprovechaba ese tiempo para llegar a casa y disfrutar con ellos.

La bibliotecaria me dijo que iba a salir porque tenía algunos asuntos familiares pero que podía quedarme, pues los encargados todavía se encontraban dentro de la escuela. Me quede haciendo las tareas pero llegando casi las 4 retire mis cosas para salir. Es aquí donde la puerta de la salida a la biblioteca sonó estruendosamente en ese momento pudo haber sido el viento termine de guardar mis utiel e intente abrir la puerta, ésta estaba cerrada la forcejee pero no se abrió de pronto comenzaron a sonar unas cadenas grite para que me sacaran pero nadie respondió.

Me asuste, me metí debajo de la mesa. La puerta se abrió pero solo pude ver los pies de la persona, dude en salir porque cuando llame no respondió así que me quede debajo de pronto tocaron mi hombro no voltee, rodearon mi cuello y me taparon la boca y nariz con algo.

Cadenas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *