Cuento figuras en el jardín

Cuento figuras en el jardín

Desde que visité por primera vez la casa de mi amigo julio, siempre quise vivir en un lugar en donde hubiera un hermoso jardín. No sé si fue porque allí jugué varias veces con el cariñoso perro de mi compañero de escuela o si simplemente porque el verde del pasto me parece relajante. Cualquiera que sea la razón, nunca pensé que cuando me decidí a comprar el lugar en donde vivo, me sucedería una experiencia paranormal.

Con paranormal me refiero a aquellas cosas que aún no tienen una respuesta dada por los científicos. La propiedad que compré está situada a las afueras de la ciudad, por lo que casi no hay signos de la civilización. Es decir, apenas hay unos cuantos cables de luz y comercios adyacentes.

La vista de ese lugar es inmejorable, saliendo al porche, puedes observar las montañas y los lagos que hay alrededor. El aire es limpio y el clima sumamente agradable. A pesar de eso, desde que me mudé empezaron a ocurrir cosas raras en el jardín trasero.

Primero, un día estaba durmiendo en el cuarto de huéspedes, pues me había lastimado la espalda y no podía subir a mi habitación. De pronto, una luz potentísima hizo que me despertara sobresaltado. Era mucho más fuerte que cualquier tipo de reflector que hubiese visto.

Me levanté de la cama y me asomé por la ventana para ver qué era lo que estaba pasando. Sin embargo, al momento de posar mis ojos frente al cristal, aquella irradiación desapareció. Ese fenómeno continuó casi a diario. A tal grado que tuve que poner cortinas gruesas y hasta usar un antifaz para dormir.

Sin embargo, ayer pasó lo inimaginable. En mi jardín hicieron su aparición unas figuras geométricas enormes. A primera instancia, creí que alguien había quemado mi césped, pero al subir a la azotea, pude notar que aquello era una figura geométrica perfectamente trazada.

Estuve investigando en internet y encontré que esos símbolos son utilizados por los alienígenas para comunicarse con nosotros los humanos. Sólo que aún no he podido descifrar qué es lo que me quisieron decir.

En cuanto tenga una novedad, no duden que lo estaré compartiendo con ustedes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *