Archivo de la categoría: Leyendas

Cadenas

Solo sé que me encuentro con muchos niños al igual que ellos también fueron traídos sin voluntad propia, nos obligaron, y aunque ninguno habla con los demás puedo sentir en sus llantos el dolor que hay dentro. No sé en qué lugar estoy, es oscuro a veces hace frío otras calor y como he escuchado en algunas leyendas cortas de terror puede ser hasta el mismo infierno, sin embargo ya no tengo idea porque llevo mucho tiempo encerrado aquí parece que mi mente divagará.

Tampoco pude ver el rostro de la persona que me trajo, solo recuerdo como paso todo, sucedió tan rápido que parecía un sueño aunque puede que haya olvidado si estaba dentro o fuera.

Era un día de clases, la profesora dictaba la tarea y como siempre yo me quedaba para hacerla en la biblioteca. Era normal que me encontrará en la tarde solo con la bibliotecaria pues todos los niños se dirigían a sus casas con sus padres, pero los míos se quedaban hasta las 4 de tarde en sus labores así que yo aprovechaba ese tiempo para llegar a casa y disfrutar con ellos.

La bibliotecaria me dijo que iba a salir porque tenía algunos asuntos familiares pero que podía quedarme, pues los encargados todavía se encontraban dentro de la escuela. Me quede haciendo las tareas pero llegando casi las 4 retire mis cosas para salir. Es aquí donde la puerta de la salida a la biblioteca sonó estruendosamente en ese momento pudo haber sido el viento termine de guardar mis utiel e intente abrir la puerta, ésta estaba cerrada la forcejee pero no se abrió de pronto comenzaron a sonar unas cadenas grite para que me sacaran pero nadie respondió.

Me asuste, me metí debajo de la mesa. La puerta se abrió pero solo pude ver los pies de la persona, dude en salir porque cuando llame no respondió así que me quede debajo de pronto tocaron mi hombro no voltee, rodearon mi cuello y me taparon la boca y nariz con algo.

Cadenas

El Cid y su llegada a Madrid

El Cid y su llegada a MadridCid es una palabra cuya raíz etimológica procede directamente del árabe y se puede traducir como “Hombre bastante valiente”. Así es como tanto sus enemigos como sus tropas definían a Rodrigo Díaz de Vivar, personaje recurrente en las leyendas españolas cortas.

Desde luego, no toda su vida estuvo llena de éxitos, sin embargo sus victorias y conquistas han dejado huella en los anales de la historia. Hoy recuperaremos el relato de cuando llegó a Madrid.

Se dice que una mañana en la que su ejército dejaba tierras toledanas, escuchó el llamado de un hombre enfermo que le pedía ayuda, pues desafortunadamente había caído en un agujero.

Rodrigo ni tardo ni perezoso, acudió en su auxilio y lo sacó velozmente de la cuneta. A los pocos segundos, aquel individuo enfermo se transformó ante sus ojos en una mujer. Nada más y nada menos que en la Virgen de Almudena, quien le aseguró que todavía tenía muchas batallas por ganar (inclusive algunas desde la tumba) y que debía forzosamente seguir su camino a Madrid para enfilarse a una avasalladora conquista.

El Cid escuchó atentamente esas las palabras y regresó a donde sus tropas se habían quedado y prosiguió su camino.

A primera hora de la mañana del día siguiente, sus tropas yacían apostadas afuera de la muralla de la ciudad madrileña. De pronto y sin que nadie lo esperara, uno de los muros cayó dejando un espacio grande por el cual Rodrigo pudo irrumpir.

Lo más extraordinario de todo eso fue que en aquel pedrusco roto, apareció de nueva cuenta la imagen de la virgen de Almudena.

Para finalizar la crónica, no debemos de olvidar que en esos años la ocupación de España por parte de tropas árabes era frecuente, por lo que hazañas como las de Rodrigo Díaz de Vivar, le devolvían las esperanzas de libertad a la gente de aquel entonces.

La fotografía análoga

La fotografía análogaAntes de que existieran las cámaras fotográficas digitales, la gente acostumbraba tomar imágenes con artefactos análogos. Éstos eran fáciles de conseguir, ya que estaban a la venta prácticamente en cualquier tienda de autoservicio.

Sin embargo, la calidad de las cámaras amateurs ocasionaba que las fotos perdieran color y nitidez al paso de los años. Inclusive algunos individuos inventaron varias leyendas urbanas de terror al respecto de eso.

Por un lado se podía escuchar a personas que decían que si tu tomabas fotografías con una cámara de formato 110 en un lugar muy oscuro (no importando si fuese en tu casa, dentro de tu auto o bien al aire libre). El flash hacía que entidades que estaban ocultas al ojo humano, salieran a relucir.

Muchos quisieron comprobar si esta idea era posible o no y gastaron grandes sumas de dinero en rollos de película. La verdad es que algunas de las imágenes de “fantasmas” que he visto en Internet dan miedo, puesto que no se trata del fantasma tradicional que la literatura ha recogido en sus obras.

Me refiero al individuo cubierto por una sábana blanca, de la cual sólo son perceptibles sus pupilas dilatadas. Sino que más bien un alto porcentaje de las fotos que pude apreciar, tienen características muy disímiles unas de otras.

Por ejemplo, me acuerdo ahora mismo de una en donde un grupo de personas estaban sentadas en círculo en el jardín de su casa. La única fuente de luz apreciable eran unos minúsculos rayos procedentes de la luna.

Justo en medio de aquel círculo, se alzaba la figura de un monstruo de color violeta, cuya altura fácilmente llegaba hasta los cinco metros. Su cara era parecida a la de un jabalí, pero con grandes colmillos como los que posee una morsa.

Ninguno de los presentes se dio cuenta de lo sucedido, pues sus caras eran de alegría y gozo.

Actualmente, esta clase de impresiones fotográficas ya no se consiguen, debido a que los implementos modernos utilizan software especializado que ajustar los niveles de brillo y contraste. Quizás los fabricantes hicieron esto, para evitar que nos siguiéramos llevando sustos al revisar nuestros recuerdos de viajes o de vacaciones.

Los asesinos que más muertes causaron

Los asesinos que más muertes causaron

La siguiente lista es de los asesinos en serie que más muertes llevaron a cabo, estoy hablando de cifras tan alarmante como 300 vidas humanas, ¿quieres saber quién fue?, continúa leyendo este artículo para que conozcas más sobre este tema.

Con respecto al número de muertes que escribo es solo un número aproximado, pues a muchos de estos asesinos no se le han podido probar todos sus crímenes.

Alexander Pichushkin (49 muertes)

Es también conocido como el Asesino del Tablero de Ajedrez pues era adicto a este juego. Tras una lesión cerebral causada por jugar en el columpio fue enviado con su abuelo quien le enseño el juego del ajedrez. Al morir este, Alexander volcó su furia en hacer daño a los demás y no tenía reparos en filmarlo.

En muchos de sus asesinatos eran niños las víctimas y en los videos se puede ver como los colgaba a una altura de 15 metros y los dejaba caer al vacío.

Yang Xinhai (67 muertes)

Se le llegó a conocer en los medios sociales como Monstruo Asesino pues eran muy sangrientos sus crímenes. Nacido en Zhumadian, China, se deleitaba jugando con hachas y cuchillos, sus herramientas favoritas para desmembrar a sus víctimas.

Se colaba en las granjas de la región en las noches y masacraba a familias enteras. Tras ser atrapado por la justicia confesó ser el autor de 65 asesinatos entre los años 1999 – 2003 pero fue sentenciado por 67.

Luis Garabito (300 muertes)

Su plato favorito, los varones entre los 6 y 16 años, los mataba usando atrocidades como tortura y violación. Tuvo una infancia complicada siendo víctima de maltratos, abusos sexuales y vejaciones de sus padres.

Tras su captura confesó haber dado muerte a 147 niños pero se estima que la cifra real circule los 300. Se le impuso una condena de 40 años que es la máxima que impone el sistema penal colombiano pero por su cooperación le fueron retirados 10 años.

Andrei Chicatilo (56 muertes)

Según las fuentes, a su hermano pequeño se lo comieron sus vecinos antes de que Andrei naciera y su madre se cree que fue violada por un soldado alemán lo que trajo como consecuencia el nacimiento de su hermana.

Marcado con estas historias confesó el asesinato de 56 personas entre ellas niñas pero en su mayoría mujeres que fueron mutiladas, violadas y eliminadas.

En su juicio lo encontraron culpable de 52 asesinatos por los que fue juzgado y sentenciado a muerte, la ejecución no demoró en llevarse a cabo.

Pedro Rodrigues Filho (100 muertes)

Cuando niño recibió una lesión cerebral debido a las palizas que le propinaba su padre a él y a su madre a la que terminó matando. Su novia fue asesinada por una pandilla y Pedro buscó venganza matando a todos los involucrados pero era demasiado tarde para parar.

Continuo su red de crímenes matando a todos los que él consideraba como malos y luego se vio envuelto en el mudo de la droga. Ya en la cárcel coincidió con su padre y lo asesinó con un machete. Su condena es de 128 años.

La familia Mason, nacidos para matar

La familia Mason, nacidos para matar

Chales Milles Manson es uno de los asesinos en serie más famosos del mundo y uno de los que más seguidores tuvo, la llamada Familia llegó a realizar junto con Manson una serie de atroces crímenes que quedaron grabados en la historia.

Nacido en 12 de noviembre de 1934 en Cincinnati, Ohio, Estados Unidos su padre carece de identidad y su madre era una prostituta de 17 años que se reunió con su hijo a los 8 años tras pasar 5 en prisión por robo y agresión. Durante este tiempo ausente Charles fue cuidado por su tía, una religiosa extrema que repudiaba todo lo que pudiera ser catalogado como placentero.

Mayoría de edad

Su historial ya era largo cuando llegó a este periodo de su vida, contaba con agresiones, violación homosexual a un compañero, fugas y robo. A los 19 años, en 1953, se casa con una enfermera de 17 años con la que tuvo su primer hijo pero el matrimonio terminó en el 1958.

Unos años más tarde ingreso a prisión, comenzó a vincularse con el esoterismo y formó parte de la Iglesia de la Cinesiología, luego de 17 años en prisión y con 32 años de edad volvió a pisar las calles dejando atrás su vida anterior.

La Familia

Mason comenzó a denominarse a si mismo como Satanás, Anticristo, Demonio y empezó a predicar una doctrina con la que obtuvo un grupo de seguidores, estos se hacían llama la Familia y eran los que se salvarían cuando el apocalipsis llegara.

Gary Hinman

Este era un traficante de mescalina que tuvo problemas con B. Beausoleil, un miembro de la Familia, Mason discutió con Gary cortándole una oreja y el resto se lo dejó a la Familia. El cadáver del traficante era irreconocible.

Valle de la muerte

Tras el arresto de Beausoleil por el asesinato de Gary Hinman, Mason traslado a la Familia a una granja abandonada en el Valle de la Muerte para alejarse de la publicidad del último hecho grave.

El 8 de agosto de 1969 Chales Manson ordenó a varios miembros de la familia (Leslie Van Houten, Patricia Krenwinkel, Tex Watson y Susan Atkins) la ejecución de todas las personas que se encontraran en el número 10050 de Cielo Drive, la que era casa de Roman Polanski.

La acción acarreó la muerte de 4 personas, entre ellas la de la esposa de Polanski que murió desangrada por haberle cortado los pechos, tenía 8 meses de embarazo.

Solo le bastó un día para volver a intentarlo, esta vez las víctimas fueron un matrimonio de apellido La Bianca. Mason acudió a la cita pero solo dio las órdenes y se marchó antes de que todo comenzara.

Detención

A solo pocos días de los hechos detienen a Susan Atkins y esta confiesa todo lo relacionado con la Familia y su líder, no demoraron mucho en dar con todos y Charles Manson enfrentó la justicia el 12 de octubre de 1969.

Su nombre y vida forma parte de la cultura popular llevando a canciones y televisión. Luego de ser puesto en prisión se ha dedicado a difundir sus obras como: música, pintura y libros.

Leyendas mexicanas famosas

Leyendas mexicanas famosas

En México es muy común escuchar relatos fantásticos provenientes incluso de siglos atrás. Los cuales siguen vigentes en la mente de las personas como si hubiesen sido contadas ayer. Se comparte en ellas la cultura e historia de los pueblos, con tintes dramáticos y ambientes sombríos que a pesar de estar ubicados en otros tiempos logran encargar a la perfección en un ambiente moderno y arrancar sustos a más de uno.

Tenemos entre estas narraciones la leyenda mexicana más famosa de todos los tiempos, “La Llorona”, que a pesar de enmarcarse en la época colonia, sigue encontrando la forma de adaptarse a la época, y es difícil encontrar una persona que no sepa de ella.

Otras como “El coco”, “El viejo del costal” o “La mano peluda” siguen siendo usadas para asustar a los niños, y es que no importa en realidad el tiempo en el que hayan nacido tales historias, si no el efecto que tienen en las personas al compartirlas, y mientras sigan asustando, su meta está cumplida.

Y es que es difícil no estremecerse ante la aparición de una mujer llevando un vaporoso vestido blanco y flotando en el viento, mientras se queja y grita lastimosamente. O ante la idea de ser raptado por un hombre demente que mete a los niños en un saco para después alimentarse con ellos. Mucho menos puede uno olvidarse de que cualquier rincón, oscuro, armario o estantería en espacio propicio para que se esconda un ente maligno como el coco o la mano peluda. Los cuales lleven a su víctima a un lugar tan temido como el infierno.

Actualmente las leyendas urbanas han ganado mucho terreno por el hecho de desarrollarse en un entorno más familiar, sin embargo, no existe alguna que haya llegado a traspasar la fronteras y establecerse como sello identificativo, tal cual lo hizo la Llorona, que a pesar del paso de los siglos, sigue conservando su lugar en la cima.


Boitatà

Boitatà


Es un monstruo con ojos de fuego, el cual es ciego de día, mientras que de noche lo ve prácticamente todo. La leyenda cuenta que el Boitatá era una especie de serpiente y fue el único superviviente de una gran inundación que cubrió la tierra. Para poder escapar, accedió a un oscuro agujero y quedó atrapado en la oscuridad.

La leyenda asegura que, en ocasiones, escapa de la oscuridad en la que se vio sumergido para poder alimentarse de animales que habitan en los bosques y prados de Brasil. Se asegura que a veces toma la forma de una serpiente con ojos rojos del tamaño de una cabeza humana y persigue a visitantes nocturnos. En el noreste de Brasil se llama “Cumadre Fulôzinha”. Para los indígenas es “Mbaé-Tata”, o Monstruo de fuego, y vive en el fondo de los ríos.

También dicen que es el espíritu de la gente malvada o almas perdidas. Otros dicen que protege los bosques contra los incendios.

La ciencia dice que hay un fenómeno llamado Wisp, que son gases inflamables que emanan de los pantanos, fosas y cadáveres de animales de gran tamaño, y que de lejos parecen grandes antorchas en movimiento.

Es un mito que sufre cambios importantes dependiendo de la región, pero en todas las regiones es una leyenda de terror con gran fama. En algunas regiones, por ejemplo, es una especie de genio, el cual protege los bosques contra los incendios. Mientras que para otros, es la causa de los incendios en los bosques, es decir, una especie de “genio malvado”.

Una versión dice que sus ojos se hicieron para mejorar su adaptación a la oscuridad de la cueva donde fue encarcelado después de la inundación, mientras que otra versión dice que él busca restos de animales muertos para comerse sólo los ojos, razón por la cual tiene ese tamaño descomunal en sus propios ojos.