Archivo de la categoría: Obras de teatro

El mago Ramsés


Voz en off – Señoras y señores, bienvenidos al mejor espectáculo de Las Vegas. Con ustedes el único e inigualable mago Ramsés.

Mago Ramsés – Muy buenas noches damas y caballeros, ahora les presentaré algunos de mis mejores actos, con el único propósito de deleitarlos. No esperemos más ¡Qué comience la magia. Mi primer truco, es un clásico, se trata del conejo encerrado en el sombrero de copa.

Voz en off – Ah, esa ilusión es muy vieja, yo conozco el secreto.

Mago Ramsés – Caballero, le pido que no se impaciente. Estoy seguro que nunca ha visto una variante como la que tengo preparada. Voy a mostrarles mi sombrero, para que me hagan el favor de verificar que dentro de él no escondido ningún animal.

Voz en off – No, no hay nada.

Mago Ramsés – Muy bien. Ahora tomaré mi varita mágica y daré unos cuantos pases sobre el sombrero. En pocos segundos aparecerá ante sus ojos un pequeño conejo blanco.

Voz en off – ¡Es verdad! Puedo verlo, tiene las orejas muy cortas y bonitas. Bravo, bravo.

Mago Ramsés – Muchas gracias por sus aplausos, ahora continuaremos con más ilusiones. Para el siguiente truco necesito la ayuda de alguien del público. ¿Usted señorita, me le gustaría subir a ayudarme con esto?

Voz en off – Si me encanta la magia.

Mago Ramsés – Le pido por favor que habrá este paquete nuevo de cartas. Obsérvelas con detenimiento. En el momento en el que haya visto alguna que le guste, le pido que por favor la separe y la guarde en un lugar alejado de mi vista.

Voz en off – Ya, ya la tengo.

Mago Ramsés – Su carta es el siete de diamantes. ¿No es así?

Voz en off – ¿Cómo pudo saberlo?

Mago Ramsés – Quizás mis años de estudio en el campo de la hipnosis, pudieran ser una buena respuesta. Lo que pasa es que usted se puso nerviosa y con su mirada me reveló los datos que yo necesitaba saber.

Voz en off – ¡Es increíble! Ahora veo porque solamente se presenta en el casino más famoso del mundo.


(Se escucha el sonido de una puerta abriéndose).

Enfermero – Buenas tardes don Romualdo, es hora de su medicina.

Mago Ramsés – ¿Romualdo? Aquí no hay ningún sujeto con ese nombre. Sólo estoy yo, el mago Ramsés.

Enfermero – Tiene razón, creo que me he confundido. Disculpe.

(El enfermero sale de escena, pero se alcanza a escuchar la conversación que tiene con un doctor. Mientras tanto Ramsés permanece callado).

Doctor – ¿Que ocurre Godínez? Porque salió tan pronto del cuarto del señor Pérez.

Enfermero – Es que don Romualdo está alucinando de nuevo. Siento pena al tener que devolverlo a la realidad. Si viera como sonríe y disfruta recreando sus actos de magia. ¿Qué fue lo que le ocurrió?

Doctor – Sus familiares dicen que a él le gustaba asistir a espectáculos de magia. Sin embargo, un día tuvo un accidente en donde se golpeó la cabeza y desde ese momento nació “Mago Ramsés”. De eso ya hace más de 15 años.

Enfermero – Qué tragedia.

Doctor – Deme la medicina, yo se la administraré personalmente.

(Se cierra el telón).


Obra enviada por Newborn